INFORMACIÓN DE PRENSA

viernes, 21 de agosto de 2009 14:00

El mítico motor Scania V8 cumple 40 años

La potencia, la sensación al volante y el sonido inconfundible contribuyeron a forjar la leyenda del motor Scania V8. Con un fantástico consumo para su potencia tan elevada, ostenta la reputación de ser casi indestructible y poseer un excelente valor de mercado. El resultado es una combinación difícil de superar. La sólida reputación establecida por el motor de 14 litros alcanzó una nueva dimensión con la versión de 16 litros, lanzada en 2000.

Cuando se realiza una inversión, la rentabilidad a largo plazo es un aspecto muy importante. Además, se deben tener en cuenta las prestaciones complementarias obtenidas gracias a menores tiempos de viaje. La durabilidad y confiabilidad adicionales contribuyen a elevar la vida útil. Más años de operación reducen la depreciación del camión y le otorgan un valor de reventa que no tiene rival.

Esos son algunos de los detalles que los clientes del V8 Scania tienen en cuenta cuando realizan sus cálculos. Para muchos fanáticos del legendario motor, es imposible separarse de sus fieles herramientas de trabajo. En algunos casos, la revisión después de 2 millones de kilómetros fue suficiente para darle al motor un nuevo ciclo de vida, o dos… No se sabe aún cuál es el límite definitivo de su vida útil, pero sabemos que algunos camiones Scania V8 siguen funcionando al cabo de 5 millones de kilómetros o más.

El Rey del Camino
Scania lanzó su motor V8 de 14 litros y 350 CV a finales de los 60. En ese momento, fue señalado como el motor diesel de camiones más potente de Europa y mantuvo ese título durante muchos años. Así, el motor V8 convirtió al camión Scania en el Rey del Camino.

Su desarrollo comenzó cuando se pensaba que 250 CV eran demasiados. Los ingenieros de Scania-Vabis comprendieron que esa potencia no sería suficiente a largo plazo, especialmente para los transportes de madera y el transporte pesado de larga distancia, por lo que decidieron revolucionar el mercado.

La luz verde fue en 1962 y coincidió con el desarrollo de una generación de camiones de cabina avanzada, presentada seis años después.

Como un motor de ocho cilindros en línea no cabía bajo una cabina avanzada, los ingenieros optaron por una configuración en V que encajaría bajo la misma cabina que el motor de 11 litros y seis cilindros en línea, pero con 100 CV adicionales. El resultado fue un propulsor potente y muy compacto, que marcó la pauta para un nuevo nivel de prestaciones en camiones.

Maniobrabilidad
Durante el desarrollo de las prestaciones del nuevo motor, los ingenieros aplicaron el concepto de maniobrabilidad. Junto al resto de la cadena cinemática, la maniobrabilidad caracteriza el comportamiento del motor durante la conducción. La potencia pico suele ser un factor secundario, pero las características de par son críticas para determinar las prestaciones del motor.

Para los ingenieros de Scania-Vabis, la maniobrabilidad significaba que el camión debería:

• Necesitar pocos cambios de marcha en toda la gama de velocidades.
• Tener una excelente fuerza de tracción a bajos regímenes del motor.
• Disponer de suficiente reserva de potencia en toda la gama de regímenes del motor.

El entonces nuevo motor Scania V8, de 14,2 litros, no tenía ningún predecesor en el mundo de los motores diesel. Diseñado desde el principio para ser turboalimentado, estaba dimensionado para cumplir su cometido durante una larga vida útil. También se encontraba disponible una versión opcional de aspiración natural de 260 CV para autobuses, confiriendo una gran suavidad de marcha a los ómnibus turísticos.

Los modelos Scania LB140 tuvieron, rápidamente, una buena acogida. Combinaban alta potencia con una curva de par que facilitaba el uso a bajos regímenes del motor, una combinación agradable y eficaz en un vehículo pesado. A muchos clientes les gustaba también el emblema V8, sumado al ronroneo típico e intenso del motor. Todo eso, junto con una confiabilidad y vida útil excepcionales, contribuyó rápidamente a la leyenda del motor V8 de 14 litros.

Requisitos de potencia por tonelada
A mediados de los 70, las autoridades de seguridad vial comprendieron la necesidad de que los camiones circulen al ritmo general del tránsito, en vez de causar grandes retrasos. La recomendación en Alemania era de 8 CV por tonelada de peso bruto, es decir, algo más de 300 CV para las 38 toneladas permitidas. En esa época, el Scania V8 de 375 CV alcanzaba 10 CV por tonelada, una cifra que no fue corriente en el transporte europeo de media distancia hasta un cuarto de siglo más tarde (40 toneladas y 400 CV en 2000).

Mientras tanto, el Scania V8 ofrecía suficientes prestaciones para pesos brutos más elevados. Actualmente, con el uso frecuente de combinaciones largas que llevan 60 toneladas en Escandinavia, se prefiere una potencia de alrededor de 600 CV en operaciones que requieren 10 CV por tonelada.

Éxito del motor de 14 litros
Las prestaciones del motor de 14 litros aumentaron en varias etapas hasta alcanzar 530 CV y 2.300 Nm de par para la versión final, fabricada entre 1995 y 2001. Con ello, la potencia había aumentado en más del 50 % y el par en más del 85%.

Año                  1969                1995
Configuración          V8 de 90 grados       V8 de 90 grados
Nivel de emisiones        –                Euro 2
Cilindrada          14,2 litros        14,2 litros
Diámetro x carrera  127 x 140 mm        127 x 140 mm
Potencia máxima          350 CV                530 CV
Par                   1.245 Nm        2.300 Nm

Entre 1969 y 2001, se entregaron aproximadamente 170.000 motores V8 de 14 litros para camiones, aplicaciones industriales y marinas, y unos 900 autobuses.

Sucesor de 16 litros
El V8 de 16 litros, lanzado en 2000, presenta un diseño completamente nuevo, basado en el concepto modular aplicado a todos los motores Scania, de 9, 12, 13 y 16 litros. Desde entonces, el V8 de 16 litros avanzó hasta alcanzar las normas Euro 4 y Euro 5. La versión más potente de la actualidad desarrolla 620 CV y un par de 3.000 Nm.

Año                  2000                2009
Configuración          V8 de 90 grados       V8 de 90 grados
Nivel de emisiones  Euro 3                Euro 5
Cilindrada          15,6 litros        15,6 litros
Diámetro x carrera  127 x 154 mm        127 x 154 mm
Potencia máxima          580 CV                620 CV
Par                   2.700 Nm        3.000 Nm

Scania es, desde hace muchos años, el camión más vendido en el segmento de potencias superiores a los 500 CV. El motor V8 de Scania tuvo un gran éxito en Italia en los años 70 y, desde entonces, sigue siendo un best seller en ese país.

El V8, compacto y con una excelente relación de peso/potencia, goza de una gran popularidad para aplicaciones tales como obras de construcción fuera de ruta y equipamientos para industrias, así como en vehículos y embarcaciones para defensa.

Desde 1969, se entregaron más de un millón de motores Scania V8. De ellos, se calcula que, como mínimo, 100.000 siguen en operación.

Para más informaciones contatar a Isabel Zorzan,
tel. +51 1 5121800 anexo 1904

Scania es uno de los líderes mundiales en la fabricación de camiones y ómnibus para transportes pesados, y de motores. Una gran parte de los negocios de la compañía consiste en ofrecer servicios para sus clientes, lo que les asegura soluciones de transporte muy efectivas en términos de costos operacionales y la máxima disponibilidad de los vehículos. Cuenta con un plantel de 35.000 empleados y plantas de producción en Europa y Latinoamérica. Scania comercializa sus productos en un centenar de países y durante el año 2008 sus ingresos alcanzaron 8,1 mil millones de Euros