INFORMACIÓN DE PRENSA

jueves, 12 de mayo de 2011 15:00

Scania cumple 60 años en el Perú

Este 2011 es un año de celebración para Scania, al cumplir 60 años de su llegada al país; seis décadas regidas por los vaivenes de la vida republicana peruana, con los camiones y ómnibus Scania protagonizando su desarrollo económico y social.

 

La historia se inicia el 12 de mayo de 1951, con el Distribuidor Independiente Diesel Motors S.A., quien importa los primeros camiones Scania Vabis de Suecia, a un Perú dominado por camiones de manufactura norteamericana, con motores a gasolina. Los inicios fueron difíciles; tan pronto salían de la costa y subían a los Andes, los camiones Diesel de la época, que tenían motores de aspiración natural (sin Turbo Compresor), perdían potencia a un ritmo mucho más rápido que los de gasolina, y quedaban rezagados ya a los 1500 m.s.n.m. Poco tiempo después Scania Vabis introdujo sus motores con Turbo Compresor, con los que sus camiones coronaban rápidamente y sin gran esfuerzo la Cordillera de los Andes por abras cercanas a los 5000 m.s.n.m., que les llevaban a los valles de la sierra y a la selva. A partir de entonces se inició la sustitución histórica de los camiones pesados de motor a gasolina por los de motor Diesel, en general.
Desde un comienzo los camiones Scania se hicieron conocidos como potentes y robustos, ideales para los Andes, gracias a sus motores con Turbo Compresor, y Scania devino en protagonista principal de la historia del transporte pesado en el Perú.  

MARCANDO HITOS
El 30 de abril de 1965 el entonces Presidente de la República Fernando Belaunde Terry, inauguró la primera planta de ensamblaje de camiones Diesel del Perú, con más de 10% de partes nacionales, como radiadores, neumáticos, muelles, asientos y baterías, entre otros. La empresa se llamaba ya Scania Vabis del Perú S.A., luego de su adquisición por la Matriz sueca.
La planta funcionó muy bien hasta 1973, cuando por una decisión política del Gobierno Militar de entonces se dio la exclusividad a otra marca y la Planta de Ensamblaje se convirtió en un eficiente Taller de Servicios Técnicos y de Reconstrucción de Camiones, garantizando también el abastecimiento de repuestos a todos los vehículos de la marca, en una economía restrictiva y difícil.
Esa muestra de apoyo fue retribuida cuando en 1979 se abrió temporalmente la importación de vehículos pesados de carga y pasajeros y Scania se convirtió en la marca más solicitada; ese año introdujo su primer ómnibus, el exitoso BR116 Integral, ideal para largas distancias, liviano, cómodo, seguro y muy económico.
Y cuando en 1985 entra en vigencia una nueva Ley Automotriz, Scania fue la primera marca en solicitar la autorización para ensamblarlos, y la única en hacerlo desde el 4 de septiembre de 1986, en una nueva planta de ensamblaje, en el mismo local de 1965; una clara demostración de confianza en el futuro del Perú.
En 1991 una nueva política comercial, de libre mercado esta vez,  retira las ventajas al ensamblaje e integración nacionales y Scania suspende el suyo. Unos años después lo suspendería también la marca que consiguiera la exclusividad en 1973. Desde entonces, la competencia se ha tornado en abierta, al gusto de Scania.

TIEMPO RECIENTE
Las dos últimas décadas han sido de crecimiento y consolidación en un mercado cada vez más sofisticado, selectivo y competitivo.
La inauguración en 2007 de un amplio y moderno local en Huachipa, levantado en un área de 16 mil metros cuadrados con una inversión de casi 2 millones de dólares, es un hito en el  afianzamiento de Scania y una nueva demostración de su confianza en el futuro del Perú. Esta planta, de avanzada tecnología en Servicios Técnicos y Comerciales, se encuentra en una zona de fácil acceso para vehículos pesados.
También, Scania ha mejorado su cobertura del país, con cuatro (4) sucursales propias que cumplen con las más altas exigencias de la Marca. Nuevas Sucursales están programadas.
En el Perú y en el mundo, Scania es reconocida por ser innovadora, buscando ofrecer vehículos de alto rendimiento, bajos costos operativos y amables con el ambiente. Scania fue la primera en introducir motores Turboalimentados y con Intercooler, así como ómnibus de motor delantero particularmente robustos, que dominaron las difíciles rutas de la Sierra y Selva del Perú. En Servicios, Scania introdujo los Acuerdos de Mantenimiento & Reparación, en un inicio para las flotas de volquetes que operaban en lugares alejados de Talleres convencionales. Hoy, ese servicio se da en varias modalidades a un creciente número de vehículos.

La seguridad fue siempre preocupación de Scania, siendo la primera en introducir los frenos auxiliares llamados “Retarder” y los ómnibus de 4 ejes para largas distancias, particularmente estables y seguros en las, no muy rectas, rutas peruanas.
Nuevos conceptos de eficiencia y seguridad se han incorporado a los vehículos Scania, como el sistema automatizado de cambio de marchas Opticruise, que hace parecer automática una caja de cambios mecánica. El Driver Support es un sistema de comunicación entre piloto y camión que evalúa la conducción y recomienda ajustes para mejorarla. Las cabinas Scania hacen de los chóferes de Scania verdaderos Gerentes de una Unidad de Transporte, por la facilidad con la cual pueden obtener información y tomar decisiones en un ambiente confortable y seguro.
El factor humano es importante para Scania. En noviembre de 2010 Scania del Perú fue designada sede de la Academia Scania para el Norte de América Latina, con lo que el entrenamiento técnico y comercial que se da en su nueva Escuela de Huachipa se da también a los  países del norte de América Latina.
Pero lo más importante que ha desarrollado Scania en el mercado peruano en estas seis décadas ha sido la confianza. A pesar de las dificultades económicas y políticas por las que ha pasado el país, nunca abandonó a sus clientes y se mantuvo junto a ellos. Scania conoce bien las condiciones de operación en todo el Perú; gracias a ello, sabe recomendar vehículos y el tipo de atención especial de Servicios requerida por ellos, según cada operación.

 
Sesenta años desarrollando vehículos y servicios pensados para operadores exigentes del transporte pesado del  Perú.

Scania es uno de los líderes mundiales en la fabricación de camiones pesados, ómnibus y motores industriales y marinos. Una gran parte de los negocios de la compañía consiste en ofrecer servicios para sus clientes, lo que les asegura soluciones de transporte muy efectivas en términos de costos operacionales y máxima disponibilidad de los vehículos. Cuenta con un plantel de 35.000 empleados y plantas de producción en Europa y Latinoamérica. Scania comercializa sus productos en más de 100 países y durante el año 2010 sus ventas netas alcanzaron 78 billones de coronas suecas.